jueves, 2 de agosto de 2012

Plastilina casera... ¡¡SIN GLUTEN!!

Sí, sí, sin gluten...y os preguntaréis, ¿y qué más da que tenga o no tenga gluten si la plastilina no se come? Pues para nosotros, los celíacos, es importantísimo, sobre todo a lo que niños se refiere.

¿Por qué?, porque una de las cosas que tenemos que cumplir al dedillo es que los productos que tomamos estén  100% libres de gluten, sin ningún tipo de contaminación y, ¿ qué pasa con la plasti?, pues que los pequeños juegan, la manipulan con sus manitas,  se las llevan a la boca o ponen la merienda encima de la mesa donde han jugado,... y, al final, acaban contaminando su dieta con pequeñas cantidades de gluten.

Photobucket


Por eso, cuando vi esta plastilina, me encantó. Se trata de la ya conocida "masa de sal" que se hace con harina, sal y agua, solo que adaptada a harinas libres de gluten. Es muy fácil de hacer y tiene una textura que, para mi gusto, es mucho mejor que la de la plastilina tradicional; más blandita, moldeable, muy "gustosita" para jugar con ella. Aquí tenéis la receta:


Diapositiva1-1
Para descargar la receta, pinchar aquí.

Cuando vayáis a jugar con ella, es mejor que sobre la mesa, echéis un poco de maicena para evitar que se reblandezca con el calor de las manitas. Por lo demás, esta plastilina ha sido todo un éxito en casa. Os animo a que la probéis, es una actividad perfecta para hacer en vacaciones con los más peques.

1 comentario: